Filantropía

Un mundo justo no se producirá por sí solo. Todos debemos trabajar juntos para crearlo.

Nuestro propósito

Creado en honor a un amigo fallecido que tocó la vida de muchos, Icehoop es un tributo al poder de la bondad. La misión de nuestro amigo era simple: dejar el mundo mejor de lo que lo encontró. Su pasión es nuestro compromiso, uno que guía todo lo que hacemos. Más allá de crear piezas distintivas y duraderas, nos esforzamos por apoyar a quienes trabajan para promover y proteger los derechos humanos, luchar contra el racismo, acabar con el hambre y buscar soluciones a la crisis medioambiental.

Nuestro progreso

Hablar es fundamental, pero no suficiente. En marzo de 2020, cuando el coronavirus se extendió por todo el mundo, comenzamos a prometer un porcentaje de nuestras ventas a organizaciones sin fines de lucro cuidadosamente seleccionadas, comenzando con No Kid Hungry. Una segunda asociación, con el Fondo Educativo y de Defensa Legal de la NAACP, se produjo en medio de protestas tras el asesinato de George Floyd bajo custodia policial. El 1 de septiembre de 2020 marca la siguiente fase de nuestra iniciativa filantrópica en curso, que ahora es una faceta permanente de Icehoop.

Nuestra promesa

Desde el 1 de septiembre de 2020, el 5% del precio de compra de todas las ventas en línea de Icehoop se donará a la ACLU. Esta organización sin fines de lucro centenaria es una guardiana de la libertad, que trabaja en los tribunales, legislaturas y comunidades para defender y preservar los derechos y libertades individuales, con un enfoque en la lucha contra la discriminación, mejorar la libertad de expresión y los derechos de los votantes y apoyar las libertades religiosas. Estamos orgullosos de ayudar a la ACLU a avanzar en sus extensos programas de litigio, comunicaciones y educación pública.